· 

Cómo elegir el mejor champú para mi perro

El baño, así como el aseo en general, es una actividad recurrente en la vida de nuestro perro. Es por eso que debemos de procurar los mejores cuidados a través de productos de buena gama que ayuden a mantener la belleza y salud del pelo, así como la piel.

 

Lo primero es distinguir, con ayuda de un experto en caso necesario (veterinarios por lo general pero también peluqueros caninos), las necesidades de nuestro perro. No es lo mismo un Teckel que un Shih tzu, ni en el número de baños anuales, ni en las características del pelo.

 

Podemos empezar con algunas generalidades a todos los tipos de pelo y razas.

 

  • ·        Se debe de bañar con agua templada

 

  • ·        En caso de problemas de piel, será agua templada tirando a fría

 

  • ·        Se deberá cepillar y retirar el pelo muerto antes de cualquier baño

 

  • ·        Se utilizará productos específicos para perros (NUNCA de humanos)

 

  • ·        El secado es primordial, deberá realizarse por completo sin dejar ninguna zona húmeda.

 

El punto más conflictivo es sin duda la utilización de productos específicos para perros. Hemos de entender que los humanos y los perros tienen un pH en la piel diferente, por lo que los productos para humanos, por muy buenos y caros que sean, podrían estar afectando a la piel de nuestro perro y crearle futuros problemas como pioderma, foliculitis, alergias, seborreas, etc. Para ponerlo en cifras, el pH humano está sobre 4.8 mientras que el de perros es de 7.4.

 

Entendido este punto, hemos de hacer hincapié en la periodicidad de baños. Para no extender el artículo hasta el infinito, ponemos solo algunos ejemplos por raza, en base a una vida en la ciudad normal, sin mucho ejercicio ni necesidades especiales. Esta periodicidad podría cambiar si por ejemplo, tu perro se hubiera revolcado donde no debe, si es época de muda, si el tiempo estuviera especialmente lluvioso o ventoso, hubiera jugado con otros perros de manera activa, hubierais hecho una escapada al monte o a la playa, etc.

 

Pastor Alemán

Cada 40-60 días

Chihuahua

Cada 50 días

Caniche

Cada 50-60 días

Shih Tzu

Cada 20 días

Bichon Maltés

Cada 15 días

Border Collie

Cada 20-30 días

Schnauzer

Cada 30-40 días

Labrador

Cada 30 días

 

Aquí el grosor del pelo, y los aceites de la capa influyen para calcular el número de baños, pero con buenos productos y realizando baños suaves podremos disminuir la periodicidad en caso de necesidad. Tener en cuenta que estos animales suelen convivir, e incluso dormir, muy estrechamente con nosotros, y debemos de extremar su aseo para no llevar a una posible zoonosis.

 

Con los baños evitamos que nuestro perro huela, eliminamos la caspa, el polvo, las pieles muertas, bacterias, y los residuos contaminantes habituales en las ciudades. Olvidemos los mitos sobre bañar a los perros: No vamos a eliminar sus aceites esenciales con los baños. Igual que ocurre con nosotros, el baño diluye esa grasilla llena de impurezas, pero la misma piel y los productor que utilizamos, ayudan a restaurarla más sana.  No vamos a crearle otitis por bañarle, pero hay que tener cuidado con no introducir agua en la orejas. Algunos especialistas recomiendan poner algodoncillos antes del baño. Nosotros creemos que con tener un poco de cuidado basta. Otra tontería que solemos oír es que de quitarle su “perfume” perruno, provocará el rechazo de sus congéneres. Esto no es así, ya que por debajo de la capa de perfume que solemos añadirles para agradar nuestro gusto humano, sigue persistiendo el del perro, que es captado por la nariz más sensible de los cánidos. Sí que es cierto que no suele entusiasmarles el olor afrutado tan típico en los perfumes para perros de baja gama, por lo que recomendamos igualmente utilizar productos con cierta fama.

 

Dicho estos, podemos meternos a la elección del champú para nuestro perro. En el mercado hay una amplia gama, con más o menos acierto. Al final del texto diremos cuáles son las marcas que más nos gustan y cuáles te recomendamos. Aun así, te animamos a probar aquellos productos que te recomienden personas expertas en la materia (veterinario y peluquero canino).

 

  • ·        Champús hidratantes

 

Son los champuses que nosotros recomendamos, sobre todo para cachorros. Son productos suaves, con fragancias agradables, que ayudan a rehidratar el pelo adquiriendo un brillo y aspecto sanos. Suelen tener componentes naturales como aloe vera, o aceite de argán, pero no son imprescindibles.

 

  • ·        Champús insecticidas

 

Muy extendidos en todos los supermercados, seguramente nuestro primer impulso sea comprar este producto si hemos visto alguna pulguilla en nuestro amigo. Nosotros lo desaconsejamos en casi todos los casos. Estos suelen ser productos más fuertes en su química que resecarán la piel de tu perro, y efectivamente, matará cualquier pulga que encuentre. Pero no evita las reinfestaciones, y es desaconsejable su uso continuado. Si lo queremos en matar las pulgas, te recomendamos productos antipulgas específicos. Consulta al veterinario.

 

  • ·        Champús intensificadores de color

 

Son aquellos champuses que ayudan a cuidar el color de pelo de nuestro perro. Existen para todo tipo de colores, pero los más conocidos y usados son el blanqueante y el especial para perros de pelo negro. Estos son productos fuertes, por lo que su utilización deberá ser comedida, y compaginar con un champú hidratante. Podemos usar por ejemplo un blanqueante cada mes, y el hidratante cada quince días.

 

  • ·        Champús con suavizante

 

Útil para añadir un extra de suavidad en aquellos pelajes que se enreden mucho. No es aconsejable para aquellos mantos de pelo duro o gordo (Schnauzer, Teckel, etc.).

 

  • ·        Champús veterinarios

 

Son aquellos recetados por nuestro veterinario. Pudiera ser que nuestro perro padeciera de alergias o alguna infección de piel (como sarna  u hongos) y requiriera de un producto específico para su enfermedad. En estos casos, haz caso a tu veterinario, y sigue sus instrucciones al pie de la letra.

 

  • ·        Champús en seco

 

Personalmente es el champú que menos nos gusta. Como su propio nombre indica, no requiere de agua para su utilización, se extiende sobre el pelo seco y se “enjuaga” con una toalla o con el cepillo una vez seco. Esta es una espuma, que puede sacarnos de un apuro en un momento puntual, pero que personalmente los que hemos usado no han solucionado nada, sino que lo han pringado más; siendo aún más necesario su baño.

 

Dicho esto, elegido el champú ideal para nuestro perro, podemos hablar de algunas marcas. Hay cientos en el mercado, y algunas realmente buenas. Intentemos no escatimar demasiado en precio, ya que la cantidad de producto que utilizamos realmente no es significativa.

 

  • ·        Artero. Es una empresa especialista en cosmético para animales. Recomendamos especialmente: Champú Hidratante 250ml para pelo medio y largo, Champú Blanc 250 ml para pelo blanco o negro. Otros productos que recomendamos son Keratin Vital 100ml (acondicionador) y Perfume Baby 90ml.

 

  • ·        PsH. Empresa especialista en productos de cosmética para perros. Se pueden encontrar fácilmente en el mercado. Especialmente recomendable el Potenciador de Color (Color Enhancing Shampoo) de 250ml.

 

  • ·        Beaphar. Considerada como alta cosmética dentro del mundo. No hemos probado sus productos personalmente, pero todo el mundo parece encantado con sus resultados.

 

  • ·        I love Pet Head. La relación calidad-precio muy apañada, sobre todo en los perfumes que añaden a los champuses. El champú blanquearte White Party 354 ml es especialmente recomendable.  

 

  • ·        San Bernard. Otra buena marca, italiana, con múltiples posibilidades para el pelo de nuestros perros. Nosotros recomendamos el Aceite de Vison Regenerante 250ml.

 

  • ·        Men for San. Buena relación cantidad-calidad-precio. El olor que acompaña es bastante fresco y apañado también. Nosotros probamos el Cahmpú con Aloe Vera de 300 ml y quedamos contentos con el resultado.

 

Recordar que cada perro es diferente y es recomendable hacer una prueba del producto para ver si le produce algún tipo de alergia a él. Si vemos que empieza a enrojecerse la zona, le pica o le produce alguna anomalía, desecharemos el producto inmediatamente.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0