El cuidado del Bolonka no es especialmente complicado, pero aquí os dejamos unas pautas que debereis de seguir para asegurar su salud física y mental. Esta raza por su tamaño y su forma de ser, fue rápidamente aceptado en la mayoría de los hogares, y hoy en día es fácil encontrar en cualquier comunidad de vecinos uno de estos simpáticos perritos. Dada su complexión y forma de ser no requiere de grandes cuidados pero aun así debemos prestar atención con algunos de sus aspectos más delicados. Si deseas más información sobre el Bolonka y su estándar puedes encontrarlo aquí.

 

1. Cuidados del cabello

 

El pelo del Bolonka es largo, suave pero fuerte. No se enreda tan fácilmente como el Bichon Maltés y al ser colores oscuros, no requiere de blanqueantes.  Para muchas personas, mantener el pelo corto o medio, resulta mucho más fácil; ya que es una dedicación importante la que dedicamos al pelo de nuestro pequeño. Utilizar siempre productos cosméticos para perros de calidad nos garantizarán un manto sano.

Un baño cada quince o veinte días es suficiente por lo general, así como un cepillado diario.

 

 

2. Baño

 

Para el baño, un buen masaje con un champú y acondicionador pH neutro será suficiente, siempre repasando bien patas, panza y culete. A la hora del secado, un buen secador, a temperatura templada, y medio tiempo, hará que tu perro no se altere. Para la eliminación de nudos se puede utilizar un cortanudos o unas tijeritas pequeñas, pero un cepillado con cerdas suaves continuado eliminará gran parte de este problema. Al terminar, podemos echarle una loción hidratante para pelo o un poco de colonia.

 

Un experto nos ayudará y recomendará lo mejor para nuestro perrito, pero si os animáis, aquí os dejamos algunos videos de cómo preparar y peinar perfectamente a tu pequeño Bolonka.

 

 

 

3. La dentadura

 

Por lo general, todos los perros pequeños tienen problemas con la dentadura, y el Bolonka no es una excepción. Aunque dificultosa, podemos realizar nosotros mismos la limpieza bucal  a nuestro perro a través de cepillos y dentífricos especiales para perros. También es conveniente la utilización de productos para mordisquear que ayudan a eliminar el sarro

 

La doble dentición, y el sarro pueden ser solucionados por tu veterinario, pero este necesitará de anestesia, lo cual, siempre tiene algún riesgo. Infórmate bien antes de optar por esta opción, y procura de todas formas, mantener una buena salud dental a tu perro. De esta manera, podrás eliminar el olor bucal fuerte, y ciertos problemas como ataques al corazón que puede ser dado por una infección bucal.

 

4. Estómago sensible

Estamos viendo un incremente en los problemas gástricos en general de los perros pequeños. Es por ello que una comida natural, o un pienso de buena calidad y con un aporte nutricional óptimo son necesarios para su correcto desarrollo. En caso de diarreas, vómitos o picores que no se deban a otras causas, se deberá plantear un cambio en la dieta.