Cuidados especiales para Chihuahua

Los Chihuahuas son por lo general bastante fuertes pese a su aspecto delicado y pequeño. Disponen de unos huesos recios, y un pelaje que no necesita de mucho cuidado. Aún así, sus grandes ojos y constitución, pueden causar algún susto si no los cuidamos apropiadamente.


1-Cambios de temperatura

Los Chihuahuas son muy propensos a los cambios de temperatura. Ten en cuenta que el origen de esta raza se remonta a los cálidos lugares de México, por lo que físicamente aguantan mejor las altas temperaturas que los inviernos helados.

Lo mejor es mantener nuestro hogar a una temperatura estable pero si no lo vemos posible, ponerle un jerseicito en cuanto empiece el frio. Si no estás seguro sobre las tallas y los modelos, puedes consultarnos aqui.

De otro modo, nuestro perrito podría coger catarros facilmente. En caso de veranos bochornosos, tomaremos las mismas precauciones que con cualquier otro perro: apartarlo del sol en las horas más calurosas, darle abundante agua y proporcionarle un sitio fresco para dormir.

Chihuahua en un día de verano

2-Ojos

Los ojos es una de las zonas más sensibles del cuerpo. En el caso de la raza Chihuahua, disponen de unos ojos inusitadamente saltones; debido a su gran tamaño son más propensos a sufrir heridas e impactos en ellos y puede derivar en molestas úlceras oculares o conjuntivitis. Tendremos especial cuidado con golpes en el rostro, ya que se pueden llegar a darse casos de prolapso ocular y sería necesaria la enucleación (extracción del globo).

3-Enfermedades y problemas comunes

Hay algunas enfermedades y problemas que suelen darse más en la raza Chihuahua frente a otras. Algunas son temporales y otras, irreversibles. Ante cualquier sospecha de que tu perro padeciera una de estas enfermedades recomendamos que lo lleves lo antes posible al veterinario para que pueda empezar cuanto antes su tratamiento.

  • Hipoglucemia

Este es uno de los problemas de rápida solución si lo pillamos a tiempo pero que puede llegar a ser mortal. Cuanto más pequeño sea un Chihauhua más probable es que en algún momento de su vida pueda padecer una hipoglucemia. Este problema es dada por un gasto calórico superior al usual en el cuál el cuerpo de nuestro amigo no puede atender sus necesidades de azúcares. Este gasto o falta calórica pueden darse por muchos motivos pero los principales son: comidas muy espaciadas, excesivo deporte, o que hubiera vomitado ese mismo día.

Síntomas:

  1. Cabeza ladeada, cuerpo rígido
  2. Estado apático
  3. Mandíbula apretada, encías blancas

El tratamiento es fácil de aplicar, pero hay que ser muy rápidos. Cuanto más tardemos las consecuencias pueden ser peores. Hay que introducir azucares en su organismo, por lo que recomendamos darle agua con azúcar o miel diluida (es más fácil con la ayuda de una jeringuilla). Después de un estado hipoglucémico, pasará algunas horas en las que requerirá vigilancia y un lugar cálido donde recuperarse. Es necesario estar atento de nuestro perro durante los días siguientes por si sufriera otro episodio.

Si se repiten muy asiduamente, recomendamos la visita al veterinario. Puede que estemos dándole una alimentación errónea o que este sea un síntoma de algo más grave.

 

Chihuahuas recién nacidos
  • Hidrocefalia

La Hidrocefalia es una enfermedad muy grave. Esta se produce al aumentar el nivel del líquido en el cerebro. Este líquido se va acumulando, haciendo que el cerebro sea comprimido contra el cráneo, causando daños en el sistema nervioso. Estos perros no suelen superar el año de edad. No hay cura, pero en los casos leves puede probarse tratamientos con esteroides. Para diagnosticar una hidrocefalia es necearia una resonancia craneal.

Causas:

  1. Por un problema congénito
  2. Por una infección en el cerebro
  3. Por una lesión en la cabeza

Síntomas:

  1. Comportamiento anormal: caminar en círculos o con problemas de coordinación
  2. Globos oculares protuberantes y estrábicos
  3. Ceguera
  • Fontanela abierta

A veces se pueden confundir la Hidrofalia con la mollera o la fontanela abierta, pero son dos enfermedades completamente diferentes. La primera es una enfermedad casi siempre mortal, mientras que la fontanela abierta es una característica normal dada en la mayoría de los Chihuahuas y que por lo general no afecta a su vida diaria. Es más, hace unos cuantos años este era un distintivo para demostrar la pureza de la raza. Sólo hay que tener cuidado con los posibles golpes en la cabeza, ya que estos irán a parar directamente al cerebro.

Todos los perros, como las personas, nacen con fontanela abierta y durante su juventud esta va cerrándose.

Síntomas de una fontanela abierta sana:

  1. La fontanela abierta será más pequeña que un dedo pulgar
  2. No debe haber signos de hinchazón en la zona
  3. Si colocas un dedo sobre la fontanela, no deberías sentir el cerebro bombear
Chihuahua con una leve fontanela abierta
Chihuahua con una leve ronquera
  • Ronquera

La ronquera es un problema común en los perros de raza pequeña como el Chihuahua. Esto hace referencia a esos soniditos que a veces producen desde el fondo de su garganta y que parece como si se les hubiera atorado algo. Esto es producido cuando beben muy rápido o también cuando se encuentran excitados, cuando el paladar blando se alinea mal. Este es un problema pasajero, que puede pasarse con masajes en el cuello, y distrayendo su atención del objeto de excitación.

  • Luxación de rodilla

La luxación de rodillas o "patella" en Chihuahuas es bastante habitual. Este es un problema genético recesivo, por lo que su detección es bastante difícil. Existen además diferentes grados, siendo los dos primeros grados muy leves y permitiendo una vida casi completamente normal. Aún así, hay que seguir un protocolo para que los grados no vayan a más, y que la edad y el estilo de vida no perjudique a nuestro compañero.

Grados de luxación:

  1. Grado: la rótula se disloca cuando se hace presión sobre la rodilla con los dedos pero vuelve a su estado original cuando la sueltas. La cojera puede aparecer o no. No se suele luxar de manera natural.
  2. Grado: La rótula puede dislocarse o no de manera natural, apareciendo cojeo. No es un estado continuo, por lo que el perro puede tener una vida normal, con cierta precaución.
  3. Grado: El Chihuahua es incapaz de ponerse a dos patas porque la rodilla está permanentemente luxada. Se puede ver a simple vista como la tibia se sale de su sitio y causa dolor y malestar a nuestro amigo.
  4. Grado: Este es un grado muy grave y causa muchísimas molestias al perro. Esta luxación es continua, con la tibia desviada y la rótula fuera de su articulación.

4-Alergias

Las alergias pueden ser comunes en los Chihuahuas, y pueden darse interna o externamente. Las alergias internas, a ciertos alimentos están a la orden del día y estos se solucionan con una dieta adecuada y controlada. Puedes identificar este tipo en los primeros meses de tu perro, cuando sus heces muestran de continuo un olor, color, o textura diferente a la normal. El veterinario te ayudará con una prueba de alergias a identificar los alimentos que nuestro Chihuahua es incapaz de digerir y planificara su dieta.

Las alergias externas son ciertamente más complicadas de identificar, pero suelen darse sobre todo ante lociones, picaduras de pulga o champús. Incluso al polen. Estas alergias pueden derivar en problemas de piel más graves si no se identifican y se alejan del foco desencadenante.

Chihuahua de tres días de vida

5-Carácter

Aunque lo hemos dejado para lo último, este apartado es muy importante ya que se refiere a la salud mental de nuestro Chihuahua. Muchos de ellos son tratados como bebes debido a su pequeño tamaño, un trato que predispone al dueño a permitirle todo lo que quiera y a no usar de normas de convivencia básicas. Esto a largo plazo puede provocar ansiedad, estrés, y nerviosismo en nuestro perrito.

El Chihuahua es un perro que de por si es bastante desconfiado. No suele dejarse acariciar por extraños y suele costarle adaptarse a los cambios que ocurran a su alrededor. No son tampoco muy sociables con perros de otras razas pero si con los de las suya propia.

Es por eso que hemos de tratar de corregir cualquier mala forma que le veamos cuanto antes.

  1. Socialízale. Nosotros en Amare de Domi Canes, socializamos a todos nuestros cachorros antes de su entrega, pero esto no sirve de nada si no se sigue desarrollando ese punto cuando esté en la calle. Permítele jugar con otros perros, con otros animales o con otras personas a parte de ti.
  2. Ponle reglas. Y acátalas. No sirve de nada que una noche le digas que no se suba al sofá y el resto de noches si. Los Chihuahuas pueden aprender muy rápido si añadimos el refuerzo positivo de un premio.
  3. Habitúale a quedarse solo. Va a pasar mucho tiempo solo en casa, si convertimos cada separación en un mar de lágrimas nuestro Chihuahua lo asimilará como un momento de estrés y posiblemente se pasará horas aullando o provocando estropicios en casa. Vete dejándolo solo cuando sea cachorro por breves espacios de tiempo, y no te pongas nervioso por lo que hará o cómo se sentirá.

Aquí os dejamos un video sobre cómo educar a nuestro cachorrito.

6-Temblores

No, en la mayoría de los casos no tiemblan por frio. Ni por medio. El Chihuahua suele temblar ante situaciones nuevas en el que no se siente del todo seguro, pero no es la única razón.

Los temblores pueden deberse a diferentes causas:

  • Por tener un alto metabolismo: Este es un perro que anda, se mueve y hace todo rápido. A veces es su propio cuerpo el que genera los temblores al tener un metabolismo alto que quema grasas rápidamente creando excesiva energía.
  • Por frio: En algunos casos puede darse por frío, ya que como hemos dicho antes, queman su grasa muy rápidamente. Si las temperaturas bajan de los 15 grados, quizás debieras ponerle un jersey a tu perrito.
  • Emoción: Puede ocurrir, cuando un chihuahua es simplemente feliz o está emocionado.
  • Estrés: Esto tiene que ver con lo de las situaciones nuevas. Estas suelen producirles ansiedad y en algunos casos hasta miedo.

Escribir comentario

Comentarios: 0