Uno de los riesgos menos conocidos para nuestros perros son las enfermedades de transmisión sexual. Lejos de ser una problemática de humanos, estas pueden llegar a hacer peligrar la vida de nuestras mascotas o la de sus descendientes. Las tres enfermedades conocidas son:

  • Brucelosis canina: causada por la bacteria Brucella, causa infertilidad, abortos, cachorros débiles con vidas muy cortas, uveítis, hinchazón en los testículos que conlleva una infertilidad, y problemas en el apartado reproductor. Es crónica, y afecta a todo tipo de perros, independientemente de su edad. No existe vacuna, aunque es tratable con antibióticas. Puede darse zoonosis a través del contacto con fetos infectados. Su contagio es casi siempre a través del acto sexual.
  • Herpesvirus canino: la más conocida, causada por el virus canini tipo  I y es crónica. Es la enfermedad más extendida, con hasta un 70% de los perros infectados, aunque en la mayoría permanece latente. Produce síntomas como la rinitis, conjuntivitis, mortalidad para los cachorros, y produce heridas en los genitales. Existe una vacuna europea, así como una analítica pero no es 100% fiable. Su contagio se da a través del acto sexual o contacto con la boca y nariz.
  • Tumor venéreo trasmisible canino (TVT): causante de un cáncer o tumor carnosos en las zonas genitales. Comienza como pequeños abultamientos rojo o rosa en la zona genital, para crecer y agruparse en forma de coliflor.  No es crónica, y es tratable con cirugía, quimioterapia o radioterapia, y su contagio es a través del acto sexual o mordidas/lamidos de los órganos sexuales infectados.
  • Leptospirosis: aunque es más habitual el contagio por orina infectada, ambientes contaminados y transmisión por contacto rata-perro; también es una enfermedad transmisible mediante el acto sexual. Produce debilidad, depresión, vómitos, anorexia, diarrea, hipotermia, y en casos graves, muerte.

La mejor prevención para estos casos es la esterilización/castración, pero no debemos confiarnos. Si vemos alguna lesión en la zona de los órganos sexuales deberemos ir al veterinario inmediatamente. También podemos controlar evitando que nuestro perro se acerque a perros u otros animales desconocidos/callejeros.

Por último comentar que este tipo de enfermedades suelen darse más en áreas tropicales o subtropicales, pero sobre todo en el caso del herpesvirus canino, se están dando casos en Europa. Si queréis más información este post es muy interesante.